viernes, 29 de diciembre de 2017

Ritual para Fin de Año





Queridas almas, quiero compartir con ustedes este ritual que hago cada fin de año y que me ha ayudado mucho a iniciar el próximo con nuevas energías, buenas vibras y hasta una buena actitud.

Si queremos arrancar este próximo año con buen pie, no podemos seguir haciendo lo mismo de siempre, es imperante cambiar nuestras acciones y los viejos modelos mentales que nos mantienen estancados en el mismo lugar.

¿Han escuchado alguna vez la expresión de que nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro interior, nuestra vida y sus circunstancias son un reflejo de cómo funciona nuestra mente y nuestro pensamiento? Les propongo entonces hacer un ejercicio a lo mejor algo extraño para ustedes de principio, pero que a medida que se va desarrollando lo van a ir disfrutando.

Un día antes o hasta el mismo 31 de diciembre, luego de hacer su rutina de la mañana, prepárense a arrancar con el ejercicio de la siguiente manera:

  • Prepárate un té, café o hasta un trago
  • Pon la música que te gusta, que te da nota
  • Prende una vela del color de tu preferencia, ella ayuda a aligerar las energías
  • Enciende un incienso si te gusta
  • Vete a tu clóset, abre las puerta de par en par y observa cómo se encuentra, cómo está dispuesto, ordenado o no.
  • Tira todo en el piso
  • Saca de circulación todas aquellas prendas de ropa que ya no te sirven, que están desgastadas, que ya no te gustan o que te gustaría regalar.
  • Sólo deja aquellas prendas de ropa que sí usas y que te quedan. Así mismo funciona la vida, si sacamos de nuestra vida lo que ya no nos conviene o no nos sirve, en esa misma medida llegarán cosas nuevas.
  • Comienza a acomodar pieza por pieza de la forma mas práctica para ti, yo lo hago por color, de esa forma siempre consigo lo que ando buscando
  • Ya estás listo para arrancar un nuevo año, con tus cosas organizadas y con espacio para las cosas nuevas que este próximo año te traerá.

A medida que vayas desarrollando el ejercicio notarás que tu mente se silencia, que el estrés se disipa y comienzas a sentirte relajado(a).

Esta actividad tiene varios objetivos, pero el principal es reprogramar tu mente; así como organizas tu clóset, de esa misma forma organizas tus pensamientos. Si tu mente está calmada, gracias a que tus pensamientos están organizados, tus emociones no se salen de control.

Es importante que al momento de empezar este ejercicio establezcamos una intención clara, más o menos de esta manera: “Con este ejercicio quiero reorganizar mis pensamientos, deshacerme de los viejos modelos mentales que ya no necesito y darle la bienvenida a los nuevos que construiré para mi beneficio.”

Espero que esta entrada les sea de mucha utilidad y que el ejercicio lo disfruten tanto como yo lo hago cada año.

Desde ya les deseo mis queridas Almas un próspero y venturoso año nuevo y que todos sus sueños y anhelos se hagan realidad.


Coméntame cómo te fue y si te gustó esta entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mucho más que palabras

Hay muchas palabras que he aprendido a lo largo de toda mi vida. Unas palabras que me han enseñado a como vivir la vida; amor, ...