Cómo es eso de Perdonar


Es un tema complejo de tocar, porque si es difícil perdonar hacia afuera, imagínese lo difícil que es hacerlo de verdad, sincera y profundamente hacia adentro.
Pero empecemos por el principio. ¿Que es el perdón? Según un portal católico, "el perdón es la liberación del resentimiento con algún ofensor. Es la renuncia a los resentimientos e indignación que ha causado una ofensa".
¿Pero qué significa la palabra perdón? Etimológicamente sería algo así como regalar continuamente a alguien que te adeuda. Entonces, si perdonar es hacer regalos espirituales que te permiten liberarte de ese resentimiento a otros, cómo no hacerlo con la persona más importante de la vida: UNO MISMO, cada uno de NOSOTROS.

¿Qué tan difícil es?
No les voy a mentir, es muy, muy difícil, tomando en cuenta la carga de resentimientos más la película repetitiva en tu mente que te acompaña todo el tiempo, todos los días.
Recuerdas todos los días las consecuencias de tus actos y mas aún si los estas viendo y viviendo a diario.
Pero, ¿sabes qué? Ya está bueno de flagelarte una y otra vez por tus errores. Errar significa etimológicamente descarriarse del camino, perder el rumbo. Por lo tanto sólo nos perdimos del camino correcto por un momento nada más, y ya lo hemos retomado. Los errores nos permiten aprender a valorar las cosas y personas que tenemos a nuestro lado; ellos nos perdonan y saben lo mucho que valemos, amándonos como somos y por lo que somos. Así que, ¿cómo no perdonarnos a nosotros mismos?
Hoy me quiero regalar continuamente un perdón por haberme descarriado del camino correcto. Todos nos equivocamos en algún momento, y por muy grande que haya sido mi equivocación me arrepiento de corazón y quiero seguir adelante con mi vida que es un tremendo regalo de Dios. Me libero de todos mis resentimientos por el pasado y el presente, borro mis errores y sigo adelante con el resto de mi vida.

Comentarios

Entradas populares