martes, 19 de julio de 2011

Entrega




Hoy entrego sin medida todo mi corazón y todo lo que hay en mi ser.
Todo aquel que me necesite puede buscar en mí y conseguirá el mejor sustento,
el mejor refugio, el más tranquilo de los consuelos,
ya que soy del mundo y parte del universo y a él y a sus hijos me debo.
Puedo escuchar, entender y comprender tu actuar y tú pensar.
Conozco lo más oscuro dentro de mí,
Puedo soportar lo más oscuro que hay en ti.
En mi andar construí un infierno para mí.
Y ahora ando en la búsqueda de una redención que me permita vivir feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mucho más que palabras

Hay muchas palabras que he aprendido a lo largo de toda mi vida. Unas palabras que me han enseñado a como vivir la vida; amor, ...